La peculiar vendimia de la Malvasía Volcánica en Lanzarote

La climatología de la Isla provoca una vendimia madrugadora, la primera de toda Europa. El mes de Julio supone el comienzo de la recogida artesanal y ceremoniosa de la apreciada uva, destacando sobre todas una variedad característica y única en el mundo: la Malvasía Volcánica, de gran calidad por su equilibrio, sabor y perfume. Otras variedades importantes son las de Listán Blanca, Listán Negra, Moscatel de Alejandría, Diego y Negra Mulata.

La mayor parte de la cosecha se destina a la elaboración de vinos blancos, ya sean secos, semisecos, semidulces, dulces, vinos de licor, crianzas y espumosos, aunque también excelentes rosados y tintos. Los numerosos premios nacionales e internacionales que obtienen año tras años son la mejor prueba de su gran calidad.

Desde el Consejo Regulador de Vino de Lanzarote confirman que la uva que ha entrado este 2018 en las bodegas se encuentra en perfectas condiciones y totalmente sana. Destacan la importante labor de selección de vendimia que han llevado a cabo los viticultores y apuntan que la presente cosecha dará como resultado unos vinos excelentes.

La Geria, gran protagonista de la vendimia en Lanzarote es un paisaje singular y de notoria belleza, donde hombre y naturaleza coexisten de forma armónica. La gran extensión de cenizas volcánicas, procedentes de la erupción de Timanfaya entre 1730-1736 que bañan todo este escenario y gran parte de la isla de Lanzarote, resulta embriagadora.

Sorprende que este territorio se haya caracterizado por el cultivo de viñas en hoyos excavados en esas cenizas volcánica, “rofe”. Este “rofe” tiene la cualidad de retener la humedad del ambiente durante la noche y filtrarla hacia el terreno, al tiempo que evita la evaporación durante el día, algo muy valioso en un lugar como Lanzarote con escasez de lluvias. Además los vientos Alisios condensan la humedad del océano sobre él, actuando como una esponja, reteniendo el rocío y trasmitiéndolo a las parras.

Por otro lado y con el fin de solventar otro problema típico en esta isla,  hubo que completar el ingenio, con una red de muros de piedras que protegiesen los cultivos de la acción del viento. El resultado es un mosaico increíble que convierte al lugar en uno de esos sitios casi surreales, una estampa paisajística sin igual, además de garantizar año a año la mejor uva, que acabará en los espectaculares vinos de Lanzarote.

Te invitamos a visitar el Festival Enogastronómico Saborea Lanzarote del 24 al 25 de noviembe y disfrutar de nuestros excelentes vinos y de los sabores del Atlántico en el mayor evento gastronómico de las Islas Canarias.

Los comentarios están cerrados.