Hablamos con Omar Viña, nuevo presidente de AQUAL

La Asociación de Queserías Artesanales de Lanzarote (AQUAL) cuenta con un nuevo presidente; y es que hace unas semanas Omar Alejandro Viña Melián relevó en el cargo a Roberto González Viera. A Melián le acompañan en la Junta Directiva de AQUAL José Domingo Rodríguez Delgado, como vicepresidente; Miguel Arbelo Toribio como Tesorero; y Carlos Andrés Castro Paque como Secretario de la asociación.                                                  

Omar es médico veterinario y copropietario de Quesería El Faro. Pese a que su padre es de Lanzarote y su madre palmera, nació en Venezuela al haber emigrado sus padres durante las épocas de hambruna sufridas en Canarias durante las guerras. Desde Saborea Lanzarote hemos querido conocer un poco más al representante del sector quesero, tan icónico dentro del sector primario de la isla.

¿Cómo se define el nuevo presidente de AQUAL?

 Me defino como una persona apasionada del sector primario y sobre todo del sector quesero. En mi casa somos ratones para el queso, porque podía faltar cualquier cosa en la nevera menos el queso. Uno de los recuerdos mas bonitos de mi infancia es meter las manos en la cuajada cuando mi abuela estaba haciendo el queso. Desde muy pequeño le suplicaba que me levantara temprano para acompañarla al corral de las cabras con mi taza de gofio para ponerle leche de cabra recién ordeñada.    

¿Cuántos años lleva dedicándose al sector quesero?

Al sector primario me dedico desde pequeño, porque mi padre fue agricultor toda su vida y desde muy pequeños nos llevaba a aprender las labores del campo. La ganadería siempre fue mi pasión; desde muy joven teníamos crías de ovejas, pero era para la carne. En el sector quesero solo llevo 3 años, que es el tiempo que llevamos mi hermano y yo gestionando Quesería El Faro, que pertenece a nuestra familia desde ese mismo tiempo. Nos tocó aprender muy rápido todo lo relacionado con el sector quesero.   

¿Qué significa para usted representar a todas las queserías de Lanzarote?

La verdad que para mi es un orgullo representar a un sector tan importante para Lanzarote como es el sector quesero. Aunque a día de hoy el turismo desplazó, en gran parte, al sector primario, todavía sigue siendo muy importante. Éste representa nuestra identidad como conejeros, nuestras raíces, nuestra cultura y un estilo de vida que, a pesar de los años, no ha cambiado. Hasta el más importante empresario de la isla seguro que desayuna con su quesito de cabra.

Este sector es la imagen de la isla, ya que no hay turista que llegue a Lanzarote y no pruebe nuestros quesos y nuestros vinos. Además, cabe destacar los premios que nuestro sector quesero ha traído a nuestra isla en los últimos años. 

¿Qué va a cambiar en la Asociación con usted como presidente?

El objetivo, no solo del presidente si no de la directiva actual de nuestra asociación, es tratar de unificar al sector, para que todos rememos en la misma dirección y así lograr que se nos escuche; porque somos un sector olvidado por muchos y queremos que esto cambie.

¿Cuáles son sus prioridades como presidente de AQUAL?

Como lo dije antes unificar al sector quesero es el principal objetivo de esta nueva directiva, sobre todo ahora en estos tiempos tan difíciles. Ya de por si era un sector golpeado, así que ahora mucho más. Queremos mantener a toda costa a flote a nuestras queserías sin dejar ninguna atrás y tratar de ayudar a esas que están siendo más golpeadas por la pandemia. 

Otra de nuestras prioridades es incentivar el consumo local y promocionar nuestros productos.

¿Qué es lo que hace especial a nuestros quesos?

Las características climatológicas y ambientales, junto con nuestros animales de excelente calidad, nos dan nuestra principal materia prima que es la leche. Sin un producto tan único como éste no podríamos elaborar estos quesos tan exquisitos.

Otra de las principales particularidades de nuestros productos son las técnicas artesanales que utilizamos. A pesar de que nos hemos tenido que adaptar a las nuevas normativas sanitarias con el paso de los años, hemos mantenido la forma de elaborar nuestros quesos, con recetas que se han transmitido de generación tras generación. La mayoría de los quesos que se elaboran en nuestras queserías son de cortezas comestibles, un gran indicativo de lo artesanal de nuestros productos libres de anti moho, parafinas o químicos. Es importante a la hora de consumir un queso, sobre todo si no es de Lanzarote, leer bien el etiquetado para evitar comer cortezas que no son comestibles, principalmente por su carácter industrial.     

¿Cuáles son las principales variedades de quesos que se elaboran en la Isla?
¿Cuál es su favorita?

El queso fresco de cabra es el queso que mas se elabora en la isla. Luego tenemos las variedades de pasta prensada o madurados, que van desde tiernos de 7 a 35 días de maduración;  semicurados de 50 a 90 días; y curados a partir de 150 días. Todos estos tiempos de maduración varían según cada quesería, porque influyen muchos factores, como la forma de elaborarlos y las materias primas. Cabe recordar que hacer queso no es matemáticas, el queso es un producto vivo que va evolucionando según pasa el tiempo y según nuestra forma de trabajarlo.

La mayoría de los quesos madurados vienen con diferentes cortezas, que pueden ser natural, pimentón o gofio, que son las más elaboradas.

Mi favorito el queso fresco y fresco ahumado. Este último no es de gran consumo y elaboración en la isla, pero mi madre es palmera y ahí si tienen mas cultura del consumo del queso ahumado. Aunque aquí en Lanzarote la gente poco a poco le va cogiendo el gusto.   

¿Cuáles son las propuestas más innovadoras de las queserías de Lanzarote?

A pesar de que en nuestra isla solo tenemos 15 queserías, contamos con una gran variedad de quesos y propuestas innovadoras. Nuestras queserías han ido innovando con el paso del tiempo y ahora tenemos quesos de mezcla con vaca, cabra y oveja (diferentes proporciones entre ellas y, a veces, mezclando solo dos tipos), queso azul, o tipo parmesano, entre otros. A pesar de que antes nombré las cortezas más comunes, tenemos mucha variedad: con tuno indio, ahumado, orégano, hierbas provenzales, o curry, entre otras. 

Varias de nuestras queserías están interesadas en trabajar de la mano con todo el sector primario tratando de unir bodegas de vino con queserías y fincas agrícolas, en donde se puedan realizar recorridos en conjunto.   

¿Cómo ha afectado la Covid-19 al sector quesero?

Sobre todo en los primeros meses tuvo un gran impacto en nuestras queserías porque algunas dependían casi que en exclusiva del sector turístico, restauración, hoteles y mercadillos. A muchas les ha tocado vender a precios mucho más bajos de lo normal para evitar perder el producto, lo que ha generado serias dificultades económicas. También hay queserías que han tenido que vender animales para poder seguir adelante.

Desde el Cabildo se nos ofreció una ayuda al sector, y esperemos que ésta no llegue ya muy tarde. El sector primario fue uno de los pocos sectores productivos que nunca se detuvo con esto. Así demostramos la importancia que tiene este sector, y más sabiendo que vivimos en una isla donde la gran mayoría de nuestros alimentos provienen de afuera.  

 

Por último, ¿por qué es importante consumir queso producido por las queserías locales?

Lo que todos tenemos que repetir hasta el cansancio, para que tanto la población de Lanzarote como los empresarios y políticos de la isla entiendan, es que cuando consumimos e incentivamos el consumo de productos locales estamos invirtiendo en  una economía circular, una economía sostenible; porque todo el dinero se queda aquí en la isla. Cuando compramos un queso de aquí estamos ayudando, no solo al quesero y sus empleados, sino al ganadero, al que vende el alimento de los animales, al panadero que les lleva el pan, al electricista que hace las reparaciones al fontanero al carpintero, etc. Podríamos llenar una hoja entera con todos los que se benefician directa e indirectamente de nuestro sector, porque todas estas personas al final van y gastan, en su mayoría, ese dinero en nuestra isla.

Un ejemplo que siempre le damos a los restauradores de la isla (por tocar un sector, pero hay muchos) es que todas estas personas que se benefician de la compra de estos productos locales van luego con sus familias y gastan ese dinero en sus restaurantes. El dinero que este restaurante gastó comprando nuestros quesos termina volviendo a ellos, y eso es lo que se llama una economía circular y sostenible.

Los comentarios están cerrados.