Entrevista a Claudia Reyes, maestra quesera de la Quesería Rubicón

El origen de los quesos  Rubicón se remonta a una época dura de escasos recursos, debido a la sequedad que sufrieron las cosechas. En aquel entonces el principal motor de la economía isleña se basaba en la agricultura, motor que se quedaba sin fuerza así como la población al ver que no recogían alimentos para llevar a la mesa. Fue ahí cuando Pepe Reyes, hombre de campo y padre de 9 hijos, negoció las primeras cabras, un animal del que podría aprovechar su leche, su carne y su cuero.

Al ver que la duración de la leche en buen estado era corta decidió emplearla para hacer queso. Un producto con una vida prolongada y que a su vez abastecía a más personas. De este modo, fue cómo la cultura quesera apareció en nuestra familia y  ha prevalecido hasta el día de hoy, recobrando cada vez más importancia.

Cuando las cosechas volvieron a sus condiciones óptimas y se volvía a recoger productos como las papas, garbanzos, tomates, lentejas, uvas y cebollas principalmente, Pepe decidió poner en venta sus quesos en un cuartito de su casa de Femés. Y así durante años los vecinos del municipio visitaban el pueblo en busca de queso y carne de cabra, comportamiento que hemos querido revivir dando vida a la Quesería Rubicón. Un pequeño negocio familiar donde se ofrece productos locales de la isla y de cosecha propia, obviando el queso de cabra que se elabora en la montaña de el Filo, en el área protegida de los Ajaches. El queso Rubicón, el de Femés, considero que es un queso con una leyenda auténtica que te traslada y te hace recordar los orígenes. Actualmente son Jorge Reyes, Beatriz Pérez, Amadú, Dalia Reyes, Ana Reyes y Loli Reyes, quiénes hacen posible la continuación de esta tradición familiar. La cadena de trabajo que ellos constituyen se resume en el cuidado y ordeño del ganado, de alrededor 500 cabezas, preparación de la leche, elaboración del queso, observación y cuidado del mismo, limpieza, transporte, tratado del queso según tipo, envasado y venta. Es un sector difícil, sacrificado y poco valorado, pero cuando se respira pasión en el ambiente, uno de nuestros valores principales, la satisfacción puede con todo.

Mi interés por los quesos siempre ha estado presente desde "chinija", pero estaba más enfocado en probar y comérmelos todos. Ja, ja. Tras haber conocido la base y haber participado en el proceso de elaboración con Jorge, un gran maestro, podemos decir que este sector ha logrado cautivarme. Ahora siento curiosidad por la historia, el proceso y las cualidades de cada queso, en otras palabras, interés por crear una experiencia a través de este grandioso producto. Es un viaje de sabores y de sensaciones que estoy explorando y que animo a todos aquello que les apasiona el queso a compartir la cultura y a crear una experiencia auténtica.

¿Qué diferencia a los quesos conejeros de otros quesos?

Cuando yo me llevo un trozo de queso de Lanzarote a la boca saboreo historia, tradición y autenticidad. La gran mayoría son quesos realizados de forma artesanal y cuentan con una textura, aroma y sabor muy auténtico, al igual que la historia que hay detrás de cada uno de ellos

Se dice que las queserías de Lanzarote están experimentando una revolución en los últimos años con una gran proliferación, nuevas variedades, premios internacionales... ¿qué nos puedes decir sobre esta nueva era de los quesos de Lanzarote?

Cuando en un queso se refleja sacrificio y pasión, se detecta. Hemos tenido que trabajar mucho para abrirnos un hueco en el mercado, defendiendo y otorgando el valor que merece nuestro producto. No ha sido tarea fácil, pero es cierto que hemos sabido unirnos las queserías de la isla para afrontar de la mano esta nueva era.

Estamos caminando juntos con objetivos marcados y cuando el camino es compartido con personas apasionadas que luchan por el reconocimiento de nuestro producto, se consiguen logros muy merecidos.

De todos los quesos de la isla, elije 3 variedades y propónnos 3 maridajes ideales.

  1. Queso fresco acompañado de tomates de Lanzarote, aliñado con aceite de oliva, un toque de orégano y sal de Janubio.
  2. Queso semicurado y dulce casero de membrillo o mermelada de higo.
  3. Queso curado con una copa de vino moscatel de la isla.

¿Qué valor tiene que Lanzarote sea una Reserva de la Biosfera y que estemos tan comprometidos con el entorno para los quesos y los consumidores? 

Que Lanzarote sea Reserva de la Biosfera es un privilegio que entre todos debemos cuidar y conservar. Al igual que las tradiciones de nuestros antecesores, como es la elaboración de los quesos y el consumo de los productos locales. En cuanto al sector agrícola y ganadero de la isla, a día de hoy contamos con la suerte de poseer una amplia variedad de productos de calidad, los cuales están siendo cada vez más valorados por el consumidor.

¿Cuáles son las nuevas variedades de queso que se elaboran en la isla?

A parte de las variedades comunes de quesos como son el fresco, el tierno, semicurado, ahumado, los untado en gofio o pimentón, curados, también podemos encontrar quesos macerados en vino tinto o higo indio así como los azules, los de rulo, en formato pañuelo o con hierbas en el interior.

La Feria del Queso y la Cabra Saborea Lanzarote está ya en su 7ª edición ¿cómo has vivido la evolución de este evento gastronómico?

Séptima edición, el tiempo pasa volando. Parece que fue el otro día cuando celebramos la primera edición. He de decir que la evolución ha sido sorprendente en todos los aspectos. Desde la calidad del evento hasta el aumento de personas que cada año muestra más interés en el queso de Lanzarote.

¿Cómo consideras que influyen estos tipos de eventos en el sector primario de la isla? ¿Piensas que esta feria puede servir, entre otras cosas, a acercar al resto de la población la labor que hacen los queseros y restauradores de la isla?

Que haya una feria enfocada a los queso de Lanzarote, revela la importancia de este alimento para la gastronomía. A través de ella, el sector tiene contacto por una parte con los visitantes, un aire fresco que siempre trae consigo novedades e ideas que vas captando y actualizándote. Y por otro lado, el contacto con los restauradores, que se van concienciando de la importancia que tiene apoyar los productos de la isla. Al fin y al cabo, la feria brinda la oportunidad de conocer y consumir productos artesanales, naturales y locales.

¿Por qué consideras que hay que venir a la Feria del Queso y la Cabra Saborea Lanzarote?

Poder compartir nuestros conocimientos y productos con el público que nos visita es todo un placer. Así que el que aún no conoce la Feria del Queso y la Cabra Saborea Lanzarote en Playa Blanca,  les invito a saborear autenticidad en un entorno atractivo. Una experiencia de lo más conejera y apetecible.

¿Qué echas en falta en este tipo de eventos? ¿Qué te gustaría añadir para el año que viene?

Compartir con el público, a través de una charla, las infinitas propiedades de la leche de cabra.

Sería buena idea realizar juegos que inciten a participar a los visitantes y ayude a crear una atmósfera familiar y divertida. Una exposición de fotos antiguas relacionadas con el sector. Concienciar al público la cadena que supone la compra de productos de la tiera sería muy interesante y enriquecedor.

Les invitamos este fin de semana a vivir esta suculenta experiencia enogastronómica con nosotros y a  que saboreen Lanzarote en la VII Feria del Queso y la Cabra Saborea Lanzarote en Playa Blanca.

 ¡No te lo puedes perder! ¡Participa y cuenta tu experiencia! ¡Te esperamos!

Los comentarios están cerrados.